Si bien en la primera carrera de la GTM Pro 1 el piloto de Compaq, Andrik Dimayuga, se vio perjudicado por una serie de contactos que diezmaron a más de la mitad de la parrilla, en la carrera 2 subió al podio después de haber cruzado la meta en la segunda posición.

Miguel Dimayuga, Director del equipo, valoró el trabajo del fin de semana y aseguró que salió “conforme” con la actuación aunque aceptó que en la carrera 1 podrían haber logrado sumar más puntos, pero el podio de la segunda dio la recompensa esperada.

Agotadora y muy disputada son adjetivos que le aplican a las carreras de la GTM Pro 1 que se corrieron en el Francisco Villa. Y es bueno desmenuzar los motivos de la apreciación. Primero: nunca había en esta pista, un tipo de circuito en el que la concentración tiene que ser total durante toda la competencia, porque la mínima distracción es perder lugares.

Segundo motivo, y no menos importante, es el ritmo de carrera. Porque el piloto Compaq se mantuvo en muy buenos registros de vuelta.  Tercer motivo. Tuvo la frialdad de poder no involucrarse en todos los accidentes de la carrera 2.

 “No, no, no. Nunca viví algo parecido en muchas carreras, qué locura esto”, dijo el piloto capitalino por radio al equipo: “Tranquilo, vienes haciendo un carrerón”, le respondió su ingeniero.

“Hemos tenido un segundo lugar, por lo que todavía estamos esperando esa victoria este año”, dijo el piloto mexicano, quien con ese resultado escaló algunos lugares en la general.

Andrik dijo que ahora el objetivo es seguir presionando fuerte el resto de la temporada, porque las condiciones están dadas para pelear por el máximo galardón.

La carrera del Francisco Villa superó por mucho el examen del año con el desafío de disputar su fecha en una plaza muy lejana para algunos, pero ayer se demostró que cuando se trabaja se puede, miles de aficionados disfrutaron en un espectáculo inolvidable.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *