• El Triage acorta el tiempo de atención y se clasifica en cinco colores: rojo; naranja, amarillo, verde y azul.
  • Es importante que nuestros derechohabientes conozcan que en Urgencias se prioriza la atención por la gravedad del paciente y no por el orden de llegada: doctor Rafael Monroy Arias.
  • Los servicios de Urgencias del Seguro Social cuentan con personal especializado para atender cualquier padecimiento.

 

Ciudad de México, domingo 4 diciembre de 2022; Los servicios de Urgencias y hospitalización del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuentan con un sistema Triage en los tres niveles de atención, con el cual se priorizan las emergencias y se brinda una respuesta médica basada en la gravedad del padecimiento.

Este sistema que clasifica y selecciona a los pacientes que acuden al Servicio de Urgencias, tiene como objetivo priorizar la atención médica con base al nivel de gravedad; el IMSS utiliza la siguiente escala de cinco niveles, los tiempos promedios de espera fueron adecuaciones a la Manchester Triage System.

Al respecto, el doctor Rafael Monroy Arias, Coordinador de los Servicios de Urgencias en la Representación del IMSS Ciudad de México Sur, explicó que el Triage de Urgencias se clasificada por colores: rojo, para atender una situación muy grave donde está en peligro la vida del paciente; naranja: la persona requiere valoración médica rápida; el tiempo de atención es de 10 minutos.

Otros colores son: amarillo, es decir, es una situación que requiere atención médica en un tiempo no mayor a 30 minutos; verde: urgencia menor, cuyos pacientes pueden ser atendidos en la Unidad de Medicina Familiar en un tiempo máximo de 120 minutos; y azul, situación no urgente donde el servicio al derechohabiente se otorga en un tiempo que no rebase los 180 minutos.

El doctor Monroy Arias indicó que “es importante que nuestros derechohabientes conozcan que en urgencias se prioriza la atención por la gravedad del paciente y no por el orden de llegada”.

Precisó que cuando el paciente ingresa a Urgencias, el primer contacto es un personal médico que evalúa al paciente en 5 minutos, toma los signos vitales y con base en su condición clínica se le asigna un color de gravedad; “dependiendo de esta clasificación, se priorizan los tiempos de atención”.

Afirmó que los servicios de urgencias y hospitalización del IMSS cuentan con personal especializado, insumos y medicamentos necesarios para atender cualquier emergencia.

“Tenemos pacientes que presentan urgencias sentidas, las cuales son situaciones que no ponen en peligro la vida o la función de algún órgano, estos pacientes son atendidos posteriores a las urgencias reales o en algunos casos, pueden llegar a ser referidos a las Unidades de Medicina Familiar”, explicó.

Rafael Monroy Arias aseguró que el Triage es un sistema que tiene la finalidad de fortalecer la atención médica al paciente y optimizar los servicios de Urgencias en relación a la saturación, para lograr convertirlo en un servicio eficiente.

Señaló que este sistema refuerza principios básicos como: salvar el mayor número de vidas, hacer mejor uso de los recursos disponibles, realizar diagnóstico oportuno, detectar aspectos que cambien el pronóstico y optimizar el tiempo de atención, “tenemos implementada la política de cero rechazos”.

Sostuvo que la implementación del Triage, junto con el traslado de pacientes, ha permitido agilizar el tratamiento de manera oportuna.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *