• Las infecciones en vías urinarias suelen ser más comunes en mujeres de entre 20 a 60 años de edad y en hombres a partir de los 60 años.
• En IMSS Yucatán se otorga tratamiento a este tipo de casos en las UMF y hospitales de segundo nivel de atención.

 

Mérida, Yucatán, 18 de noviembre de 2022; Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán subrayaron la importancia de conocer algunas de las recomendaciones para evitar casos de infecciones en vías urinarias, así como los servicios con los que se cuenta para poder tener un diagnóstico y tratamiento oportuno, ya que este tipo de padecimiento puede llegar a generar en el organismo muchas otras complicaciones de gravedad.

El titular de la Jefatura de Prestaciones Médicas, doctor Alonso Sansores Río, explicó que las infecciones en vías urinarias se clasifican en dos grandes grupos: altas, las cuales involucran a los riñones y en ocasiones condicionan en sus fases graves eventos que requieren de manejo intrahospitalario con antibióticos intravenosos e inclusopueden llegar a poner en riesgo la función renal. El otro grupo se clasifica en infecciones de vías urinarias bajas, es decir, en la uretra y la vejiga, siendo ocasionadasprincipalmente por bacterias y hongos.

Algunos de los síntomas que pueden detectarse son:

• Ardor o molestia al orinar
• Orina de color oscuro y con olor fuerte
• Incomodidad en la parte baja del abdomen y/o espalda
• Ganas recurrentes de orinar y fiebre.

Sansores Río mencionó que las infecciones en vías urinarias suelen ser más comunes en mujeres de entre 20 a 60 años de edad y en hombres a partir de los 60 años; sin embargo, los menores de edad también pueden llegar a presentar este tipo de patología, por lo tanto, es importante que los padres de familia estén al pendiente en caso de que los niños manifiesten alguno de los síntomas anteriormente señalados.

El especialista reiteró que este tipo de infecciones también suelen ser ocasionadas por factores, como:

• Retener la orina a propósito durante largos períodos.
• Una infección urinaria anterior.
• Actividad sexual.
• Embarazo.
• Algunos métodos anticonceptivos.
• No beber suficiente líquido.
• Lesiones en la médula espinal o daños en otros nervios que dificultan el vaciado regular y completo de la vejiga.
• Enfermedades o situaciones que obstruyen el flujo de orina, como un tumor, cálculos renales o próstata agrandada.
• La diabetes y otras enfermedades también pueden reducir la capacidad del sistema inmunitario del organismo de combatir las infecciones.
• Catéteres (tubos colocados en la uretra y la vejiga para drenar orina).
• Cambios hormonales.

Cabe señalar que en el IMSS Yucatán se cuenta con especialistas que otorgan tratamiento a este tipo de casos en las Unidades de Medicina Familiar (UMF) y, en caso de ser requerido, los pacientes también pueden ser enviados a los hospitales de segundo nivel de atención con nefrólogos, internistas y urólogos, con el objetivo de brindar un enfoque multidisciplinario a esta patología que, en algunas ocasiones,puede requerir manejo quirúrgico si se asocia a alguna alteración anatómica.

Finalmente, el titular de la Jefatura recomienda el consumo de 1.5 a dos litros de agua al día, ya que esto permite una constante limpieza en los riñones. De igual forma, se sugiere utilizar ropa interior de algodón o que permita la traspiración de la zona, mantener hábitos adecuados de higiene y evitar el consumo excesivo de bebidas azucaradas, ya que éstas ayudan a proliferar las bacterias.

Además de no aguantarse las ganas de orinar, porqueprovoca inflamación en la vejiga y dolor, además favorece la proliferación de bacterias.

Para finalizar, se recomienda que por cada hora sentado se camine entre cinco y 10 minutos, esto puede hacerse dentro de la misma casa u oficina; pararse y realizar estiramientos a nivel general del cuerpo, también ayuda a mejorar el flujo sanguíneo en la zona.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *