• Se recomienda llevar a los infantes con el estomatólogo (dentista) mínimo dos veces al año, para prevenir complicaciones.

• Las áreas de Estomatología se encuentran ubicadas en las Unidades de Medicina Familiar.

Con el objetivo de fortalecer la salud bucal de las y los niños, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán informa sobre los diversos servicios y atenciones que brindan sus estomatólogos (dentistas) para prevenir y evitar enfermedades que pueden llegar a generar caries, pérdida de órganos dentales, mal aliento y hasta graves infecciones en otras partes que integran la boca.

El coordinador de Estomatología, doctor Manuel Chan Montejo, explicó que es importante fortalecer en los infantes hábitos de higiene bucal, ya que la falta de un correcto cepillado dental y de otras acciones saludables, pueden generar diversas enfermedades como por ejemplo: caries, halitosis o mal aliento, gingivitis (inflamación en las encías), e infecciones que pueden ocasionar la pérdida de órganos dentales; entre otras complicaciones que pueden poner en riesgo su desarrollo.

Para prevenir y brindar atención oportuna desde la etapa infantil,el IMSS cuenta con las áreas de Estomatología en donde se cuenta con especialistas capacitados para brindar diagnósticos, y tratamientos de lesiones o padecimientos en la boca, labios, lengua, dientes, encías, mejillas, paladar, glándulas salivales, maxilares y otras partes que forman la cavidad bucal.

Las áreas de Estomatología se encuentran ubicadas en las Unidades de Medicina Familiar (UMF), y brindan atención de lunes a viernes, de 8:00 a 20:00 horas, a todos los grupos de edad.

Algunos de los servicios que pueden solicitarse en estas áreas son: 

• Revisión de todo lo que abarca la cavidad bucal.
• Atenciónn curativa de caries, gingivitis e inflamación de las encías y  abscesos.
• Eliminación de sarro o cálculo dental.
• Extracción de aquellos órganos dentales que por su estado de deterioro constituyen focos de infección.

También se otorga a los pequeños cepillos dentales y orientación sobre las medidas preventivas, instrucción de cepillado, detección y control de placa dentobacteriana y aplicación tópica de flúor.

De igual forma, se brinda atención a urgencias dentales en caso de fractura de dientes a causa de un traumatismo, pérdida de un órgano dental, inflamación o sangrado en las encías y dolor severo.

Finalmente, algunas recomendaciones para proteger la salud bucal de los pequeños y de todos los integrantes de la familia, son:

• Supervisar que realicen el cepillado de los dientes después de ingerir cualquier tipo de alimento.
• Cambiar el cepillo cada cuatro meses.
• Recordar que cuando las cerdas del cepillo se abren, se pierde la efectividad del cepillado.
• El cepillo dental es exclusivamente de uso personal.
• Recordar que otros factores que pueden dañar la salud bucal, son: la mala alimentación y el consumo de productos altos en azúcar. 
• En el caso de los bebés, evitar el uso prolongado de chupones, limpiar sus encías con el dedo índice envuelto en una tela limpia o una gasa estéril con agua purificada, a modo de cepillo. Esto debe realizarse después de cada comida para que la cavidad bucal se mantenga limpia.
• Acudir con el estomatólogo (dentista) mínimo dos veces al año, aunque no se tenga dolor, para prevenir complicaciones.
About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *