Mérida, Yucatán, a 29 de agosto de 2022.- Las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial, cuyo impacto está prácticamente en todas las áreas sociales, deben ser conocidas desde el ámbito del Derecho con el propósito de generar normas preventivas para contener sus propios riesgos, advirtieron integrantes del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (IIJ-UNAM). 

Lo anterior, en el marco de la IV Jornada Jurídica para Emprendedores, organizada por la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), donde se impartió la conferencia “El Derecho y las tecnologías de la información”. 

El coordinador de la Línea de Investigación en Derecho e Inteligencia Artificial del IIJ-UNAM, Pablo Pruneda Gross, recordó que esta tecnología ya llegó a todas las esferas de la sociedad, por lo que, dijo, es de gran importancia retomar los trabajos que México inició en 2017 a fin de tener un marco regulatorio para su correcto funcionamiento.   

En el ámbito del Derecho, precisó, esta herramienta ya es utilizada en la impartición de justicia, particularmente en Estados Unidos, donde el uso de algoritmos para la búsqueda de antecedentes no penales o incidencia delictiva, ayudan a los jueces a decidir si es necesaria la prisión preventiva o no.

Explicó que esas valoraciones, en algunos casos, se dan con semáforos: Si el resultado obtenido por el algoritmo arroja color rojo, es alta la incidencia delictiva; si es amarilla, es media; o si es verde, se considera baja esa probabilidad delincuencial. 

Por su parte, el técnico académico del IIJ-UNAM, Felipe González Mejía, puntualizó que a lo largo de los años se ha determinado que las nuevas tecnologías no son buenas ni malas, ya que eso dependerá del fin que tengan, aunque consideró necesario que los profesionales del Derecho las conozcan, y que en México se trabaje para generar las normas que las regulen.

Previo a la conferencia se llevó a cabo un encuentro para la difusión del Convenio de Colaboración entre la UADY, a través de la Facultad de Derecho, y la UNAM, mediante el IIJ, que tiene como objetivo principal realizar actividades académicas, de investigación y difusión de la cultura, específicamente en el estudio de la Inteligencia Artificial y sus implicaciones en las disciplinas jurídicas.

El rector de la UADY, José de Jesús Williams, aseguró que este convenio abre una gran oportunidad para ambas instituciones en materia de movilidad estudiantil y de investigadores, así como fortalecer las competencias para el ofrecimiento de programas de doble grado.

Por su parte, el director de este Instituto, Pedro Salazar Ugarte, puntualizó que este encuentro deja ver lo que se ha realizado durante dos años de trabajo en tiempos donde las tecnologías y el Derecho han cobrado un mayor auge en la agenda académica.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.