• Estandarizar un trato respetuoso y empático para las personas que padecen autismo
• Buscar como servidores públicos ser pacientes y receptivos con las personas cuidadoras de las personas que padecen algún tipo de discapacidad en el servicio publico
• Empatía herramienta fundamental en la atención de pacientes que padecen autismo

Mérida. Yucatán a 24 de agosto de 2022; En el marco de los programas institucionales de participación social que se desarrollan día con día en el Issste, se realizó una sesión general acerca del autismo y la discapacidad la cual fue impartida por la Dra. Lucía Lisseth Vázquez Villagran. El foro fue en el aula de enseñanza de la Clínica de Medicina Familiar Mérida, ubicada en la colonia Lindavista de esta Ciudad.


La doctora Vázquez Villagran explicó que los trastornos del espectro autista son un grupo de trastornos neurológicos y del desarrollo que afectan la forma en que las personas interactúan con los demás, se comunican, aprenden y se comportan.

“No hay cura para el trastorno del espectro autista, y no existe un tratamiento único para todos los pacientes. El objetivo del tratamiento es maximizar la capacidad para desempeñarse al reducir los síntomas del trastorno del espectro autista, respaldar el desarrollo y el aprendizaje”.

La doctora Vázquez Villagran señaló que es necesario que los trabajadores que están en atención al público en cualquier instancia estén capacitados y sensibilizados para tratar con personas que padecen algún tipo de discapacidad o con sus familiares que los acompañan en la realización de algún trámite o en la consulta médica, ya que estas personas son muy sensibles con afectaciones psicosociales e intelectuales.

“Una persona con autismo tendrá dificultades para poder entender el lenguaje con sarcasmo o con doble sentido. Además, los juegos de palabras, los matices, las metáforas, las alusiones, tampoco son adecuados para hablar con un niño con autismo porque lo interpretará de forma literal haciéndole sentir muy confundido”.

Existen herramientas para facilitar la comunicación en apoyo al comportamiento de las personas que padecen autismo, hay maneras de explicarles las cosas de manera que se les brinde un servicio pleno, respetuoso y empático, la mayoría de las personas que padecen autismo no toleran el contacto físico por lo que en la consulta hay que ser cuidadosos en cómo se les explican las cosas para que ellos no se sientan vulnerados en su visita al Issste.

Refirió que las personas con autismo son sensibles al ruido, no entienden lenguajes de doble sentido, no toleran las bromas y los comentarios que se salen de lo que ellos entienden como su propia normalidad, las personas que padecen autismo son muy apegadas a sus rutinas, hay que evitar ambientes de mucho ruido y mucha gente para su atención ya que esto les genera ansiedad y los estresa, son detalles que son importantes en la atención del primer nivel de atención.

Destacó que se trata por igual a todos los usuarios en el primer nivel de atención, pero hay que tener cuidado con las personas que padecen autismo porque ellos se sienten un tanto a la defensiva.

Reconoció que actualmente en la consulta diaria hay muchas personas que padecen autismo porque se enferman además de gripa, diarrea y se vacunan contra COVID-19 y se ha podido observar que la gente es más empática y más sensible en su atención sobre todo en estos tiempos recientes de pandemia.

En la plática se pidió al personal de salud poner su granito de área para tratar a estas personas como se merecen con respeto, capacidad, reconocimiento y cariño.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.