• No introducir objetos o líquidos para intentar limpiar el oído, se debe acudir al especialista. 

• Evitar la automedicación, ya que existen medicamentos que pueden dañar el oído si se utilizan de forma indebida. 

Especialistas en Otorrinolaringología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán exhortaron a la derechohabiencia a cuidar del aparato auditivo con acciones,como: no introducir objetos o líquidos para intentar limpiar el oído, evitar estar expuestos a ruidos fuertes o en su caso utilizar el debido equipo de protección, hacer uso de tapones especiales para nadar, así como acudir con los especialistas en caso de presentar algún síntoma o complicación.

La médico otorrinolaringóloga del IMSS Yucatán,  doctora Luisa del Carmen Medina Carril, explicó que el oído es un órgano complejo y muy importante ya que recibe informaciones sonoras y las transmite al cerebro para poder escuchar y comunicarnos, además, una parte del oído contribuye al equilibrio. Este órgano es muy delicado y los daños en el oído pueden causar pérdidas auditivas que, a su vez, podrían provocar sordera.

Un elemento importante del oído es la cera o cerumen, misma que protege al conducto auditivo y tímpano del agua,atrapa la suciedad y el polvo, además de ser barrera de los microorganismos que causan infecciones; generalmente, no es necesario extraerla porque se cae por sí misma al bañarse, por lo que no se debe introducir ningún objeto para quitarla,ya que aumenta el riesgo de infección y de lesionar el conducto auditivo externo o el tímpano.

En caso de que el cerumen sea perceptible, se puede realizar la limpieza externa con una toalla o paño limpio, tanto en niños como adultos.

La especialista señaló que los hisopos no deben utilizarse, ya que contrario a lo que se creería, al introducirlos al oído pueden empujar hacia dentro la cera, lo mismo sucede si se realiza esto con el dedo u otro objeto; lo que podría provocar un tapón de cera.

En caso de que este tapón de cera cause dolor o molestias en el oído (la sensación de tener los oídos tapados), así como otros problemas auditivos, es importante consultar con la o el médico para que sea extraído de forma adecuada y segura.

De igual forma, el especialista subrayó la importancia de evitar la automedicación, ya que existen medicamentos que pueden ser ototóxicos, es decir, que podrían dañar el oído si se utilizan de forma indebida, o incluso ser de riesgo para el bebé si los ingiere una mujer en gestación.

Para finalizar, el especialista recomendó acudir a consultar de forma periódica para la detección de cualquier complicación en el oído de forma oportuna, así como cuidar de la salud de este importante órgano.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.