• Se realiza en Cancún reunión pública informativa para la Manifestación de Impacto Ambiental en la zona; se presentaron 11 ponencias
• La MIA, elaborada por el Instituto de Ecología, descarta impactos irremediables al medio ambiente o riesgos significativos para sistemas kársticos; hay programas de mitigación
• Tramo 5 Norte del Tren Maya consta de 43.57 kilómetros; incluye 16 pasos peatonales, ocho pasos vehiculares, 32 obras de drenaje y 60 pasos de fauna
• Fomentará la producción sustentable de alimentos, quienes se oponen no son mayas, alentará mayor igualdad entre mujeres y hombres, expresan ponentes

 

Benito Juárez, Quintana Roo, 11 de agosto de 2022; La obra del Tren Maya en su tramo 5 Norte, de Cancún a Playa del Carmen, en Quintana Roo, cumple las condiciones ambientales y legales para su construcción, además de que prevé programas de vigilancia ambiental como rescate de flora y fauna, reforestación, manejo de residuos y restauración de suelos, entre otros.

Así lo establece la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) en modalidad Regional para el proyecto Tren Maya Tramo 5 Norte; también indica que el proyecto no producirá impactos ambientales irremediables, riesgos significativos para los sistemas kársticos, ni incidencias en las áreas naturales protegidas.

El estudio, elaborado por el Instituto de Ecología (Inecol), descarta que el proyecto del Tren Maya pueda aumentar las tendencias de deterioro ambiental históricamente registradas en la zona, que incluyen el crecimiento de la mancha urbana en las últimas cuatro décadas y la pérdida de superficie de manglar.

La MIA del tramo 5 Norte se presentó hoy en la Reunión Pública de Información convocada en Cancún por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), e incluyó sesiones de preguntas y respuestas, así como la presentación de 11 ponencias de personas interesadas en el tema.

Entre los ponentes destacó la participación de Aarón Villegas Palmer —con amplio trabajo productivo en las comunidades mayas—, quien subrayó que el Tren Maya permitirá disminuir costos y tiempos de transporte, fomentar la producción de alimentos de manera sustentable, impulsar el turismo rural y generar economía regional; todo, en armonía con el medio ambiente.

La representante de la Organización de Ejidos Productores Forestales de la Zona Maya, Victoria Santos Jiménez, expuso que quienes se oponen a la obra del tren no son mayas y destacó que el proyecto puede mitigar los probables impactos ambientales, al tiempo que se apoya a las comunidades de la región.

La ciudadana Elsy Cen Dzul, quien presentó su ponencia en español y en maya, aseveró que el tren mejorará la calidad de vida y el bienestar de las personas, cuidará el medio ambiente y detonará el desarrollo sustantable del sureste, además de que alentará mayor igualdad entre mujeres y hombres, respetando siempre la historia y las tradiciones de los pueblos originarios.

El investigador del Inecol, Rafael Villegas Petraca, afirmó que el marco legal es compatible para la construcción y operación del Tren Maya en el tramo 5 Norte, mientras que el gerente del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Efraín Olivares Lira, expuso que se cuenta con estudios especializados y específicos de geotecnia y geofísica, por ejemplo, que permiten delinear la conformación del subsuelo y el nivel freático de la zona.

El académico del Inecol, Alexandro Medina Chena, destacó que el Tren Maya es diez veces menos contaminante que el transporte convencional, como autos o camiones, y comentó que no hay proyecto de desarrollo sin algún impacto ambiental, pues incluso subirse a un coche lo tiene; sin embargo, dijo, también se pueden mitigar y en el caso del Tren Maya las acciones de compensación estarán muy por encima del posible impacto.

Durante la reunión también se expuso que el proyecto del Tren Maya busca crear empleos, impulsar el desarrollo sostenible, proteger el medio ambiente de la zona desalentando actividades como la tala ilegal y el tráfico de especies, así como propiciar el ordenamiento territorial de la región.

El tramo 5 Norte del Tren Maya consta de 43.57 kilómetros con incidencia en los municipios Solidaridad, Puerto Morelos y Benito Juárez, con Puerto Morelos y Playa del Carmen como principales áreas urbanas; incluye 16 pasos peatonales, ocho pasos vehiculares, 32 obras de drenaje y 60 pasos de fauna.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.