Colaboración: Fernando Coronado Tamayo

 LA OPOSICIÓN Y SOBERBIA DERRUMBAN A LA 4T

Transcurría un lunes cómo hoy las elecciones intermedias del 2021 habían pasado y el presidente cómo acostumbra exageraba sus festejos alentando la división, reiterando el discurso intrínseco de “el que no está conmigo, entonces está contra mí” y por ende contra el pueblo.

En ese momento importantes analistas  tachados todos de “ conservadores y fifís” justamente por tener una opinión diferente a la del mandatario  reiteraban qué; si bien la victoria del movimiento morenista fue buena e incluso contundente, no era lo que se esperaba y más adelante les traería   situaciones desagradables, le guste o no al inquilino s de la silla del Águila aquellos comentarios fifís y conservadores tenían  mucho de verdad, pero es difícil desanublar las  fantasías de una mente envenenada de soberbia y de poder,  aquel presidente de semblante triunfalista, hoy  se ve sumido en una crisis   a la que está orillando también a su movimiento y en cambio la oposición  ayer mostró una tal vez extraña pero  fortalecida unidad y  lograron un rechazo contundente a una reforma que por   las aguas que atraviesa en estos momentos la 4t era fundamental.

Pero la soberbia es una amiga muy costosa, nadie puede negar que el presidente sigue siendo la figura representativa de MORENA ´pero… es probable que no haya medido la frase que reza: “ un gran poder representar también una gran responsabilidad”, hoy por hoy es Andrés Manuel el responsable de cada revés  propinado a la 4t ya sea por la oposición, por los empresarios o por el mismo  “pueblo sabio” cómo le sucedió en la consulta de revocación de mandato que teniendo una membresía de 21 millones de becas sólo logró  mover de la comodidad de su hogar a 16 millones y es que de ese universo algunos votaron por el NO,  si a pesar de eso cree que no se encuentran en una crisis entonces no quiere ni ayudarse, no recibir ayuda, el señor ha  estado muy ocupado en un pleito de vecindario con un solo periodista- comunicador  y llevando a vender tlayudas a edificios históricos a señoras para generar un circo mediático de bajo presupuesto que  enfocado en lo importante; es muy probable que los suspirantes a la  sucesión en 2024   ya hayan medido estos desafíos y ya preparen  sus estrategias de: “sana distancia” ya no por la pandemia sino porqué tal vez ya no sea tan redituable mantenerse tan cercano  a quien con  sus actitudes está llevando al derrumbe  y fracaso total el movimiento, también podemos decir que sí fue su lucha, tiene derecho a destruirlo pero… estaríamos regresando  a la soberbia y no creo que a las apostadores de los sobres entregados a pío López les  sea muy del agrado.

Lo que es un hecho que de cara al 2024, falta mucha moralidad disfrazada, también veremos, fifís abrazarse y otras bellezas que sólo la política mexicana puede regalarnos y estaremos muy atentos para continuar #Derramando La Tinta.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *