Lavarse los dientes tres veces al día, no basta para tener una salud bucal saludable es necesario que se tenga la cultura de acudir al odontólogo cuando menos una vez por año, señalo la Dr. Luis Torre Ceballos, Coordinador de Odontología de la Clínica de Medicina Familiar Mérida del ISSSTE en el Estado.

Refirió que de acuerdo con el Programa Nacional de Salud, Yucatán es uno de los Estados del país con más alta incidencia y prevalencia de enfermedades bucales. Destacan entre ellas la caries dental y la enfermedad periodontal, que afectan a 90 y 70 % de la población, respectivamente.

Dijo que la caries es un proceso crónico infeccioso que afecta a los dientes, llevándolos a su destrucción, la presencia de dolor y finalmente a su pérdida.

Destacó que la enfermedad periodontal es una alteración que afecta a los tejidos del diente y con el tiempo se presenta movilidad, dolor y mal aliento (halitosis), y culmina ocasionando la pérdida del diente.

“Cuando hay pérdida de varios dientes puede verse afectada la masticación y, en casos extremos, el óptimo aprovechamiento de los alimentos. Estos padecimientos muchas veces ocasionan problemas de rechazo social porque producen mal aliento, además que afectan sensiblemente la imagen estética de la persona por la falta de dientes”.

La caries dental es la principal causa de daño a la salud bucal, se presenta en los individuos sin distinción de edad, sexo, raza o condición socioeconómica; afecta a más del 90% de la población mexicana y es la principal causa de pérdida de los dientes en niños y adolescentes.

La falta de cuidado con los dientes es un problema de higiene personal que se observa desde la infancia; la falta o deficiencia en el cepillado o en el uso continuo del hilo dental favorecen la acumulación de la placa dentobacteriana, que es una acumulación nociva de microorganismos, principalmente bacterias, que proliferan en mayor cantidad de la normal en la boca.

Explicó que las bacterias provienen de residuos alimenticios en descomposición, aunque las que mayor problema producen son los que se encuentran en los dulces, el pan dulce, los chicles y los refrescos endulzados con azúcar, que al no removerse regularmente, se adhieren a los dientes lesionándolos; por un lado produciendo la caries, y por otro, produciendo una película blanquecina adherida a las piezas dentales, la cual crece y se calcifica formando el cálculo dental (sarro), que lesiona y debilita la encía y los tejidos que soportan al diente, determinando la pérdida dental.

Destacó que la mejor noticia es que podemos lograr una eficiente higiene dental a través del correcto cepillado de los dientes, la limpieza con hilo dental y asistiendo al odontólogo por lo menos cada 6 meses; con estas medidas, es totalmente factible conservar nuestros dientes sanos y prevenir la caries.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *