•  No solo se presenta por la prolongada exposición al sol y altas temperaturas; sino también por el ejercicio o actividad extenuante en ambientes sin adecuada ventilación.

Debido a que en el estado ya se presentan temperaturas altas que pueden derivar en diversas afectaciones a la salud de no llevar a cabo las debidas precauciones, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán pide a la población extremar medidas para evitar daños que pudieran presentarse como insolación, golpe de calor y/o deshidratación.

Especialistas del IMSS en Yucatán señalaron que el golpe de calor consiste en un aumento de la temperatura corporal, a partir de los 40 grados, que afecta de manera súbita las funciones vitales del organismo.

El golpe de calor no sólo puede ser producido por la prolongada exposición al sol y altas temperaturas; sino también por el ejercicio o actividad extenuante en ambientes sin adecuada ventilación.

Para prevenirlo, además de no exponerse al sol por periodos prolongados, sobre todo en horarios de 12:00 a 16:00 horas, se recomienda mantener las casas abiertas y ventiladas, beber agua constantemente y evitar consumir refrescos y/o bebidas alcohólicas, ya que contribuyen a la deshidratación.

Los síntomas del golpe de calor, son: temperatura corporal elevada (40 °C o superior), agitación, náuseas, dolor de cabeza, vómito, respiración acelerada; la piel puede sentirse caliente y seca al tacto.

Por otro lado, la deshidratación se presenta cuando el cuerpo pierde con mayor facilidad agua y electrolitos y estas pérdidas no se restituyen; por lo anterior, es importante el consumo suficiente de agua y no exponerse por periodos prolongados al sol y calor.

Los síntomas principales de la deshidratación son: boca y lengua secas, orina más concentrada por lo que el color resulta muy oscuro, además de sentir fatiga, mareos, confusión e irritabilidad. En lactantes o niños pequeños también se puede presentar ojos, mejillas y fontanela (zona blanda de la parte superior de la cabeza) hundidas.

Las personas con riesgo de presentar alguno de los padecimientos mencionados en esta temporada son menores de cinco años; mayores de 65 años; con enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, obesidad o con problemas cardiacos; y quienes realizan actividades o labores al aire libre o que requieren de mucho esfuerzo físico.

Si experimenta o alguien de su familia alguno de los síntomas de golpe de calor o deshidratación, llevar a la persona a un lugar fresco, darle agua o suero en pequeños sorbos y aplicar toallas húmedas en la frente si la temperatura es demasiado alta.

En caso de que los síntomas sean más intensos no dude en acudir a su Unidad de Medicina Familiar (UMF) para recibir tratamiento. Por otro lado, si la persona que presenta  síntomas de deshidratación o golpe de calor se encuentra dentro de los grupos de riesgo, es importante que sea llevada a su UMF para evitar complicaciones y riesgos a la salud.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *