Por: Iván Duarte

En lo que aparenta ser un duro golpe para el Partido Revolucionario Institucional (PRI), se espera que esta mañana, o al menos en el transcurso del día, sea presentada la lista definitiva de los aspirantes a candidatos por la vía de las diputaciones locales.

En la lista, aseguran que ya no estará el nombre de la regidora en el Cabildo de Mérida y dirigente del Partido en la capital yucateca, Alejandrina León Torres; al parecer otros partidos ya se habrían acercado a ella para ofrecerle “mejores condiciones” de las que el tricolor no pudo.

El fin de semana trascendió que el PRI, específicamente el dirigente estatal, Francisco Torres Rivas, habría sacrificado a una de sus piezas, a Carolina Herrera, quien se veía como la candidata definitiva para competir por la diputación del Distrito II. “Pancho” Torres, quien competirá como candidato en el Distrito I local, habría aceptado “bajar” a su amiga, para cederle el lugar a una aliada del ex candidato a gobernador, Mauricio Sahuí Rivero. Se trata de Alejandra Rivas, una joven que participó activamente con él en su campaña de 2018.

Esto definitivamente generó una disputa y malestar al interior del partido, entre quienes respaldaban a Carolina Herrera y quienes no. Con ello, la división al interior del PRI lejos de restituirse parece profundizarse, cuando estamos un cuarto para la hora de la campaña electoral.

Ahora, sin embargo, con Alejandrina León Torres, secretaria general del PRI Mérida, el efecto parece ser igual o más profundo, pero con otra condición. Según nos revelan, la aún edil cuenta con el posicionamiento más sólido como candidata en el III Distrito local, esto prácticamente sobre todos los aspirantes a cargos de diputación de su partido. Salvo con un detalle: la marca PRI se encuentra desgastada en esa zona, y todo indica que ni siquiera Barack Obama podría levantar la preferencia por el tricolor en esa demarcación que alcanza, principalmente el poniente de la ciudad.

Con este panorama, el PRI ha decidido mandar a la regidora, pero sin invertir un peso. Es decir, dejar que compita y esperar un milagro que podría ser solo por el esfuerzo que hará la aspirante por ganar esa demarcación.

Sin embargo, por lo que nos informan, las cosas no serán así. El caso ahora es que León Torres ya ha recibido invitación de “otros” partidos, principalmente el de Andrés Manuel López Obrador, viendo la “rentabilidad” de la tricolor. Esto representaría no simplemente que la edil competiría por la demarcación, pero ya no por su partido, sino que además sería la salida del PRI de León Torres.

Esta posibilidad se podría confirmar en breve, pues aunque su nombre sigue en “la mesa”, todo apunta a que es por decisión de ella misma, que ya no competiría con la camiseta del tricolor. Incluso se puede dar una rápida revisión en el perfil de Facebook de la edil, y se notará que no solamente ya no emplea los colores del PRI, sino que además ya hay imágenes distintivas de artes o diseño, que hacen alusión al partido Morena.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.