Ejidatarios de Chocholá celebran que autoridades del RAN hayan respaldado a los campesinos para no hacer el cambio de uso de suelo, ya que la intención de otras personas como Paulino May Moo es favorecer a empresarios que pretenden instalar granjas porcícolas y cementeras que además de ser de daño ambiental, ha generado robo de tierras a los mismos ejidatarios.

Así lo declararon Gonzalo Alcocer Peña, Mariano Quintal, entre otros ejidatarios de Chocholá al mencionar que el pasado mes de Diciembre, el Registro Agrario Nacional (RAN) decretó que el uso del suelo en la selva de Chocholá sería únicamente para el trabajo del campo y de cautiverio para las mismas especies en peligro de extinción.
“Los empresarios obtuvieron un permiso para construir una cementera en el ejido ya que el entonces gobierno de Yucatán de Rolando Zapata estaba involucrado porque en muchas ocasiones se le ha pedido el apoyo y simple y llanamente no nos hicieron caso, nos ignoraban y procuraban cambiar las tierras a parcelarias” dijo Mariano Quintal.

“Las actuales autoridades nos ayudaron a que se respetaran las tierras de uso común y por eso ya no pueden ser comerciales, muchos compañeros piensan que nosotros estamos haciendo cosas para perjudicarlos pero eso es lo que les hacen creer, nosotros solo estamos viendo por recuperar nuestras tierras y trabajarlas” dijo el ejidatario.
Otro de los ejidatarios mencionó que procuran seguir vendiendo tierras sin que esto sea posible, ya que al ser tierras de “uso común” es imposible poder vender, pues al realizar la inspección en el 2018 se pudo afirmar la presencia de animales en peligro de extinción lo que le valió al Registro Agrario Nacional dar el dictamen a favor de los campesinos.

About Author

admin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.